jueves, 6 de junio de 2013

Taller de reparación



En este nuevo post vamos a arreglar unos collares que se estropearon.
La reparación del primero es muy simple, cambiamos el cordón marrón que se había roto, por un cordón nuevo, esta vez lo he puesto verde claro, y un cierre montado en los extremos.


   

El segundo nos ha dado un poco más de trabajo, pero también la reparación ha sido muy fácil, primero sacamos el hilo que unía las piezas y lo sustituimos
por un hilo de alambre.

Después sujetamos el nuevo cordón con el alambre y lo fijamos con una chafa, para disimular la fijación colocamos una bola plateada encima y para acabar, pondremos en los extremos  unos terminales y un mosquetón.




Aquí podeis ver como he unido el cordon con el alambre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada